Mejores Discos Duros HDD y SSD

Desde hace 23 años, cuando la IBM creó el primer disco duro o unidad de disco duro, como muchos lo conocen. Se inicia una era de transformación en el área de almacenamiento de datos. Aunque en un principio estos fueron prácticamente exclusivos para quienes podían costearlo y tenían espacio para almacenarlo, con el tiempo han evolucionado.

En la actualidad podemos encontrar discos internos, externos, portátiles y de gran capacidad a pesar de ser diminutos. Incluso, el tiempo ha dado pie a la creación de distintos tipos de disco duros, como es el caso de las unidades SSD. Surgidas para crear un mejor tipo de almacenamiento y a los que describiremos a continuación.

¿Qué es un disco duro SSD?

Un disco duro SSD o unidad de estado sólido, si traducimos las siglas de solid- state drive, es la alternativa principal a los discos duros convencionales. Una unidad de almacenamiento que tiene una memoria flash como principal característica, encargada de registrar cada uno de los datos requeridos.

Por excelencia las unidades SSD son diferentes a las unidades HDD que anteriormente conocíamos. Estos dispositivos permiten el almacenamiento constante de la información requerida y que siempre las tengamos a la mano cuando la necesitemos. Por ello, la mejor definición para un disco duro SSD es, la versión mejorada en distintos aspectos de un disco HDD.

¿Cuáles son las diferencias entre un disco duro SSD y un disco duros HDD?

Son muchas las diferencias entre un disco duro SDD y un disco HDD, pues el primero se fabricó a partir de las mejoras que requería el segundo. Entre las diferencias que más destacan:

·       Velocidad

Por supuesto la velocidad con la que cada uno trabaja es diferente y resalta mucho como una de las principales diferencias. Mientras los discos duros SSD pueden guardar, buscar archivos o realizar cualquier otra acción en apenas 7 segundos. Los discos HDD necesitan un mínimo de 16 segundos, tiempo que puede alargarse si se trata de un archivo antiguo.

·       Capacidad de almacenamiento

Otra diferencia es la capacidad de almacenamiento de cada uno, esta vez resaltando la unidad HDD. Mientras un disco SSD de tamaño promedio puede ser de máximo 1 TB y 1 TB si es un poco más grande. Los discos HDD pueden almacenar hasta 2 TB en los promedios y 10 TB en los de gran tamaño.

·       Costo y seguridad

Así mismo en el costo los discos HDD ganan por su economía, los discos HDD puede costar hasta la mitad de los que un SSD lo hace. Sin embargo, en muchos casos las personas compran es la seguridad que una unidad SSD brinda en comparación a los discos duro HDD. Quienes pueden perder información a causa del magnetismo.

·       Ruido mientras trabaja

El ruido y las vibraciones es otra de las cosas que nos evitamos al comprar un disco SSD. Al no tener ninguna parte móvil, por muy forzado que sea el trabajo de este tipo de unidades. La misma no emitirá ningún ruido ni vibración a diferencia del disco HDD.

·       Estructura interior

Esta es la diferencia principal entre estos dos dispositivos. Los discos HDD se caracterizan por estar formados en su interior con lo que es literalmente un disco que almacena la información. A diferencia de las unidades SSD que no tiene un disco sino una memoria flash. Muy parecidas a las que tienen los USB, por ello sus tamaños son reducidos.

¿Cómo se componen y trabajan los discos duros SSD?

Aunque en el interior los discos duros SSD y los discos HDD se compongan de forma diferente, en el exterior sigue manteniendo una misma estructura. La carcasa que ahora protege una memoria flash menos vulnerable al magnetismo. Sigue siendo dura para proteger las partes internas del equipo, así que físicamente parecen ser del mismo tipo.

La forma en que trabajan también podría considerarse una diferencia. Al almacenar los datos en memorias diferentes, la búsqueda y almacenamiento no se llevan a cabo de la misma manera. Además, los discos HDD requieren de energía constante para no perder la información almacenada. Sin embargo, los SSD no necesitan energía de ningún tipo para continuar con el almacenamiento de datos.

Ventajas de los disco duros SSD

  • No tienen partes móviles que puedan dañarse o partirse, por lo que no necesitan el mismo cuidado que los discos HDD.
  • Trabajan de forma rápida buscando o almacenando datos. Ya que la información se encuentra distribuida en toda la memoria y no en un mismo disco. Este requiere rodar a cierta velocidad para entrar en funcionamiento.
  • Pueden seguir almacenando la información aun cuando no tengan una fuente de energía constante, así que se disminuye el riesgo de pérdida de datos.
  • Cuando son conectados a ciertos dispositivos, el consumo energético es menor.
  • No suelen recalentarse con facilidad como los discos HDD.
  • Permite eliminar datos almacenados de forma rápida.
  • Son más ligeros y pequeños, así que se pueden transportar con facilidad.
  • No emiten ruidos ni vibraciones, por no tener partes internas móviles.

Desventajas de los disco duros SSD

  • Necesitarás de un presupuesto más abultado para comprar un disco de este tipo ya que suelen ser más costosos que los discos duros HDD.
  • La recuperación de datos es muy difícil si estos llegan a perder información de forma inesperada.
  • La capacidad de almacenamiento de los discos SSD tiende a ser más limitada que la de los HDD.

¿Por qué debería escoger un disco duro SSD?

Frente un disco duro HDD, los SSD tienen la ventaja de ser mucho más rápidos. Este tipo de discos duros le salva prácticamente mucho tiempo de la vida a una persona que manipule una gran cantidad de información de un lugar lógico a otro. Gracias a la particularidad de ser muy rápidos, estos pueden transferir datos a una velocidad increíble, siendo herramienta útil frente una infección de algún computador que este en un estado de recuperación.

Además tienen la ventaja de poder ser transportados a cualquier lugar, por lo que si buscas llevar la información privado de un lado a otro, no será necesario contar con el computador o portátil entero.